Los masajes para bebés

99488954A los bebés les gustan los mimitos, las caricias, sentirse arropado y que estén por él.
Una buena forma de acercarte más a tu bebé es hacerle un masaje.
Y es que,¿a quién no le apetece un poco de cariñitos y un buen masaje?

Con los masajes los papás podrán conocer mejor a su bebé, saber su estado de ánimo y transmitirle afecto y ternura. Se crean unos lazos entre ellos, aumentando la autoestima del bebé y liberando el estrés a los papás.
La experiencia es muy gratificante para los tres.

El masaje infantil ayuda a comunicarse papás y bebé, ya que se trata de un lenguaje no verbal. Se transmite a través del tacto, el sentido más desarrollado de los niños hasta los 12 años, ya que no dejan de recibir estímulos externos, que les ayuda a recopilar información en su cerebro.

Los masajes tienen muchos beneficios para los bebés, sienten un bienestar tanto físico como emocional, les ayuda a relajarse, lo que les ayudara a tener un sueño más tranquilo y profundo, este estado de calma fortalece el sistema inmunológico del bebé.
Incluso ayuda a aliviar, regular y reforzar algunos trastornos de las funciones respiratoria, circulatoria y gastrointestinal, como por ejemplo los cólicos, gases, estreñimiento, y las molestias por la aparición de los primeros dientes.

Con los masajes también se desarrolla su simetría. Es importante estimular los dos lados del cuerpo del bebé por igual. Si solo se le estimula un lado o se deja siempre en la misma posición, puede adquirir hábitos posturales algo rígidos.

Hacer un masaje a tu bebé ayuda a desarrollarla prolactina, es la hormona que facilita la creación de la conducta maternal, aumentan las ganas de cuidar y mimar al bebé, a parte de ser la productora de la leche materna.

Los papás, abuelos, tíos y hermanos también pueden darles un masaje a los bebés, esto ayuda a la liberación de endorfinas, la hormona de la felicidad. Se estrecha el vínculo familiar y crea una armonía en el hogar.

Darle un masaje a tu bebé ayuda al desarrollo positivo de su persona.

Anímate a probarlo con nuestro cofre de experiencias: Aprende a hacer un masaje a tu bebé.

http://www.babynjoy.es/producto/aprende-a-hacer-un-masaje-a-tu-bebe

Share and Enjoy

  • Facebook

¡Juega, aprende y sé feliz!

163265306¿Estás pensando qué regalarle a tu sobrino para su aniversario? ¿Tu ahijada cumple años y quieres que se lo pase en grande? ¿Tu amigo te ha invitado al cumpleaños de su hijo y quieres ser original? ¿Estás harto de hacer regalos que no te acaban de convencer?

¡Regálale el cofre Talleres para niños y niñas! Ellos mismos podrán escoger la actividad que más les guste. Hay actividades de expresión plástica, cocina, música, manualidades, dibujo, danza y teatro, entre ¡muchos talleres más! Es una bonita alternativa a la ropa o a los juguetes que se regalan habitualmente en un cumpleaños o por Navidad.

Además, si lo prefieres, puedes ir de acompañante y ganarte el título de “¡Tío más guay del mundo!” ¡Los niños se lo pasarán en grande y tú gozarás viendo cómo disfrutan! Sus padres te lo agradecerán y podrán estar un rato tranquilos. Si no, también pueden ir ellos para jugar y estrechar lazos con sus hijos. Así, ¡todo el mundo estará contento!

Las actividades lúdicas que encontrarás en el cofre Talleres para niños y niñas no sólo sirven para que los niños se lo pasen en grande, sino también son una fuente de aprendizaje. Más de una vez, habrás oído o dicho “los niños son niños… ¡Tienen que jugar y pasárselo bien!” y tenías razón.

El juego no es una pérdida de tiempo y es fundamental para los más pequeños. Un niño que juega está sano física, mental y emocionalmente. Jugar es el mejor entretenimiento para desarrollar la inteligencia, la capacitación de habilidades, la gestión de las emociones y la actividad física. A través del juego, los niños y niñas aprenden también a socializarse y a potenciar las relaciones con su entorno.

También es fundamental que los niños y niñas hagan actividades con la familia. Muchas veces, regalamos juguetes a los niños para que estén entretenidos y, aunque sean “educativos”, compartir un tiempo de juego de vez en cuando con los más pequeños estrecha los lazos emotivos y hace que crezcan más felices.

Moldear plastilina, bailar, cantar juntos o dibujar mejora la unión entre el niño o niña y su entorno familiar adulto que, a su vez, recuperará la alegría del recuerdo de sus juegos infantiles.

blog5

Share and Enjoy

  • Facebook